Fundador:
Alberto Loret de Mola / Director General: Cristián Loret de Mola.

En abril de 2013, Angélica Rivera concedió su primera entrevista como primera dama de México. Habían pasado cuatro meses desde que Enrique Peña Nieto había tomado posesión, así que en la plenitud del sexenio La Gaviota decidió abrir su nueva vida pública a través de una entrevista que concedió a la revista ¡Hola!

Durante la sesión narró buena parte de su nueva rutina, sus esfuerzos para que su vida y la de sus seres amados cambiara lo menos posible y, en un ataque de honestidad, le compartió a la revista lo que hablaba con sus hijos con respecto al futuro: “Les he hecho saber que Los Pinos nos será prestada sólo por seis años, y que su verdadera casa, su hogar, es esta en donde hemos hecho el reportaje”.

Esa casa está ubicada en la calle Sierra Gorda 150, en Lomas de Chapultepec. Los propietarios “para toda la vida” no eran Angélica Rivera ni Enrique Peña Nieto. La casa estaba a nombre de una constructora consentida durante la gubernatura de Peña en el Estado de México. Gracias a un gran equipo de periodistas comprometidos con la verdad, que perdieron su trabajo después de hacer público el reportaje “La casa blanca de Enrique Peña Nieto”, conocimos esta historia que nos permitió empezar a descubrir un poco más los reflejos y las particularidades de nuestro presidente.

No podíamos argumentar que no lo conocíamos. Habíamos sido testigos de la brutal e ilegal represión que su policía estatal les había propinado a los habitantes de San Salvador Atenco. Frente a estos hechos se dijo satisfecho y orgulloso, años después en la Ibero. Habíamos visto que la opacidad y el conflicto de interés formaban parte de su grupo político, el cual lleva más de 25 años en el poder en el Estado de México y pregona que el poder se hace a través del parentesco y la complicidad.

Frente a las acusaciones de Rosario, él dijo que ella no tenía nada de qué preocuparse. Frente a las madres y padres de los normalistas desaparecidos, les dijo que él nada tenía que ver. Frente a los escándalos de corrupción de Odebrecht, él volteó para otro lado. Frente a la inseguridad, la pobreza y la depredación del entorno, hubo un presidente ausente.

Ese es el grupo que se va del poder. Y esos son sus estándares éticos. Por eso vale la pena preguntarnos: ¿Peña y su equipo podría sorprendernos a estas alturas? Yo creo que no. Hemos tenido doce años para conocerlo, para aprender la manera en que operan sus cercanos y, más importante aún, hemos visto el nivel de descomposición que tolera dentro de su gabinete.

Esto nos lleva a una cuestión sumamente preocupante, pues lo que hemos aprendido del actual gobierno da para pensar que el cierre de la administración podría verse plagado de inconsistencias y actos de rapacidad.

En su columna de ayer, Carlos Loret señala algunas de las materias que deberían llamar nuestra atención frente al cierre de administración: aumento en los costos de las carreteras y sus concursos, así como la posibilidad de una eventual concesión masiva de los recursos hídricos de nuestro país; son tópicos que se están propiciando al cuarto para las doce.

La preocupación aumenta al recordar cómo gobiernos anteriores han cometido excesos hacia el final de su mandato. Durante esos periodos hemos presenciado cómo se entregan nuevas concesiones a bancos, de cómo se asignan directamente contrataciones polémicas o cómo vienen desplomes económicos y vetos a leyes necesarias.

Angélica abrió las puertas de esa casa blanca en el momento de mayor popularidad del presidente, con todo un sexenio por delante y con una percepción internacional positiva sobre el mandatario mexicano. En su mejor momento ya vimos de lo que son capaces. Por eso es preciso que observemos cada movimiento de este grupo de poder que estos días anda sin popularidad ni tiempo: una fórmula de espanto.

Pedro Kumamoto

Todos los Derechos Reservados 2018

Inicio | Yucatán | Quintana Roo | Campeche | Nacional | Internacional

 Fundador: Alberto Loret de Mola / Director General: Cristián Loret de Mola

Email: contacto@yucatanhoy.com