Fundador: Alberto Loret de Mola / Director General: Cristián Loret de Mola
Director General Adjunto: Amira Ibrahim Ruano
Directora Comercial: Patricia Loret de Mola

Por Patricia Loret de Mola

Siempre he pensado que todos los seres humanos estamos constantemente en la búsqueda del amor. Podremos tener magníficos trabajos, excelentes proyectos, inalcanzables sueños pero el amor es el ingrediente que hace latir el corazón de cualquiera.

El amor tiene demasiadas versiones, aplica a muchas personas o cosas, pero me gusta pensar que a “cosas” que tienen vida porque me resulta difícil creer que algo que no tiene vida te pueda amar de vuelta, entonces quizás debería referirme a los seres vivos.

En esta ocasión quiero hablar del amor que tiene que ver con las pasiones, atormentadas o no, ese amor entre personas carnales, arrebatado, prudente, impaciente, comprensivo, insoportable, lejano, glorioso, destructivo, rencoroso, amoroso, ese que al final resulta manifestarse de mil maneras distintas. El amor tiene ese no sé qué siempre presente en nuestra vida y que nos produce una sensación de estar vivos, muchas otras veces muertos, otras tantas nos hace sentir dolor, y en general algún sentimiento nos despierta. Bien decía Leonard Cohen, poeta, novelista y cantante, “El amor no tiene cura, pero es la cura para todos los males”.

El amor como el arte, se representa de distintas maneras, podemos encontrar ambos en lo tangible o en lo intangible de su máxima representación humana, porque si bien en el entendido de que se ama a lo que nos ama de vuelta como anteriormente les decía, el arte es la representación viva de las vivencias de tantos artistas que fueron regidos por el amor en sus vidas. Rara vez se habla del arte y del amor como un concepto hermano, sin embargo, tienen tanto que ver que si nos ponemos a estudiar a los grandes maestros y sus vidas amorosas encontraremos que en sus majestuosas obras se esconden un sin fin de elementos que representan sus propias vivencias y su concepción del mundo, encontraremos asimismo ardientes elementos que quizás no notamos anteriormente pues adentrarnos en las vidas amorosas y personales de los artistas no es algo que hagamos con frecuencia.

Aprendemos que Leonardo Da Vinci pintó a la misteriosa Mona Lisa, sabemos que se encuentra en el Louvre y que es su obra más conocida, sabemos también que este fue uno de los grandes inventores de la humanidad. Resulta que Leonardo, uno de los grandes maestros del Renacimiento italiano fue hijo de un notario y una campesina, en realidad fue su abuelo quien lo cría en una hermosa casa ubicada en la provincia de Vinci, de ahí su apellido. Leonardo era un bastardo, su madre no se hace cargo de él y es su padre quien se lo entrega a su abuelo quien se encarga de que Leonardo aprendiera mediante la observación muchas de las cosas que no podía aprender en una escuela de alta categoría pues los bastardos eran mal vistos y no tenían derecho a una educación en un colegio de esta índole.

Leonardo era tan inteligente, creativo, loco, inventor, que difícilmente concluía una obra cuando se la encargaban, había literalmente que perseguirlo para que este entregara obras que eran previamente pagadas y ni así. No lo hacía por rata, lo hacía porque su mente estaba más allá, se aburría fácil, se retaba a sí mismo y al darse cuenta de que era capaz de eso y más pasaba a la siguiente obra sin mirar atrás, esto le trajo algunos problemas, una de las que pagaba caro el pensamiento disperso y la creatividad exorbitante de Leonardo fue Isabel d’Este  una noble italiana con mucho poder. De esto y de su informalidad ya platicaremos más adelante.

Poco sabemos de su vida íntima, a decir verdad en pocos lados escuchamos acerca de la vida íntima de los artistas, de sus preferencias sexuales, de sus amores… sí, sabemos que estos tenían musas, que les encantaba asistir a las tertulias con otros artistas y que eran un circulo exclusivo que compartía gustos excéntricos pero a decir verdad rara vez hemos oído hablar por ejemplo de los rumores que circulaban en torno a la vida íntima por ejemplo de Leonardo en donde se decía que este era homosexual. Nunca se pudo comprobar esto sin embargo en muchas de sus obras su deseo era expresado de distintas maneras.

Si bien la pintura es uno de los mejores escapes y formas de expresar las represiones y de todo, Leonardo a través de muchas de sus pinturas dejaba ver estos deseos reprimidos y mucho de su preferencia.

Hablaremos de Freud y como interpretaba el arte de muchos artistas. Leonardo Da Vinci su obra, sus amores, y sus intervenciones más importantes, arrancaremos con él y nos adentraremos en su vida tocando varios aspectos. Mucho podemos aprender de arte si conocemos detalles sobre la vida íntima de los grandes maestros, abre un universo de posibilidades entender de qué manera estos se regían por sus emociones, y aunque parezca lo contrario estos no solamente pintaban por talentosos, es la brocha en su mano la que a la hora de rozar el lienzo, el fresco o de tomar el cincel entre los dedos, lograrían plasma parte de quienes ellos eran y sus interpretaciones del mundo sostenidos en su propia existencia.

 

Buscar Noticias

Todos los Derechos Reservados 2017

Inicio | Yucatán | Quintana Roo | Campeche | Nacional | Internacional

 Fundador: Alberto Loret de Mola / Director General: Cristián Loret de Mola
Director General Adjunto: Amira Ibrahim Ruano / Directora Comercial: Patricia Loret de Mola

Email: contacto@yucatanhoy.com